El mayor problema al crear un producto es lo costoso y lento de desarrollar un mvp, si tu producto puede ser vendido como servicio tal vez tengas una idea millonaria.

Antes de desarrollar y gastar todo tu dinero y tiempo en un producto puedes simplemente tratar de entregar su propuesta de valor como un servicio.

Sea cual sea tu producto su propuesta de valor puede ser desglosada o interpretada como un servicio, si quieres hacer una plataforma para crear videos de startups, prueba primero vendiendo videos a startups, si quieres hacer una plataforma que automatice la contabilidad, prueba vendiendo servicios contables.

El ofrecer un servicio antes que un producto tiene dos grandes efectos positivos en la madurez de tu proyecto:

  1. Financiar tu negocio.
  2. Conocer el «know how» de tu industria.

Si el valor de tu producto no puede ser deliberado como servicio esto evidenciará las barreras de entrada que debes superar antes de tratar de desarrollar tu idea. Generar ventas antes que un producto te dirá pues, si eres el indicado para ese proyecto, si tu proyecto tiene validez comercial y si su rentabilidad es la adecuada.

Pronto te darás cuenta que una idea no vale mucho o nada, sino la ejecución y realización de la misma.

 

Crear una empresa que resuelva el problema que tratas de resolver a través de un servicio, podrá con un poco de tecnología y automatización hacer que tu idea valga 1 millón de dólares o más.